Boda en el campo de refugiados de Idomeni

0
166

La pareja pretendía casarse en Alemania, tenían la esperanza de que tarde o temprano Macedonia abriría la frontera, pero no ha sido así y finalmente han improvisado una humilde celebración de boda entre fango y humedades.

“Estoy feliz, por supuesto, estoy casado, pero estoy triste también… Mi único deseo es que con el tiempo Siria sea segura y podamos volver.”
Decía Saher.

Saher y su ahora esposa Roquia, han llevado a cabo la primera boda celebrada en un campo de refugiados de Idomeni. Este campamento provisional en la frontera de Grecia con Macedonia ha sido testigo de una boda celebrada en tiendas de campaña donadas por organizaciones benéficas. Una boda a la que no han podido invitar a sus padres, familiares más queridos y otros amigos, sin regalos y sin banquetes.

“Mis padres todavía están en Siria y no pueden estar conmigo y eso me entristece mucho”, dijo Saher. “Pero la gente de Idomeni se ha convertido ahora también en mi familia.”

boda refugiados idomeni2

Pero a pesar de la indignante situación de estos refugiados, ese día contaban con otros regalos especiales: un vestido de boda donado por el alcalde de un pueblo cercano que también es dueño de una fábrica de vestidos de boda y que donó a condición de que sea utilizado por otras mujeres que deseen casarse, lágrimas por primera vez de felicidad en vez de tristeza, amor que nunca podrán destruir las bombas y lo más importante y valioso, a Al-lah como testigo.

Felicidades a los recién casados del campo de refugiados de Idomeni. Que Al-lah los proteja.

DEJA UNA RESPUESTA