Menciona el athan a diario para su padre con parálisis por un accidente

Nabil entendió con el movimiento de los ojos que hacía su padre cada vez que hacía el athan y recitaba versículos del Sagrado Corán, se le calmaba el alma. Espera que con esta terapia espiritual su padre se pueda recuperar pronto

0
44

Un niño de 11 años menciona todos los días la llamada a la oración (el athan) junto a su padre con parálisis.

Raden Nabil Zakiyudin Zakariya, originario de Kampung Melayu Ampang, Malasia, ha estado realizando la llamada a la oración frente a su padre desde hace tres años, lo hace durante dos veces al día, por la mañana antes de ir a la escuela, y cuando llega a casa después de clase.

Nabil entendió con el movimiento de los ojos que hacía su padre cada vez que hacía el athan y recitaba versículos del Sagrado Corán, se le calmaba el alma. Espera que con esta terapia espiritual su padre se pueda recuperar pronto.

El 20 de abril de 2015, su padre de 51 años, un contratista, viajaba a casa desde el trabajo en una motocicleta, pero en el trayecto tuvo un accidente en la carretera. Los médicos dijeron que tenía un nervio roto por lo que le provocó parálisis desde entonces.

Resultado de imagen

“Lo que espero ahora es que mi padre se recupere y lleve una vida normal. No detendré el llamado a la oración y no dejaré de recitar los sagrados versículos del Corán para sanar a mi padre”, dijo Nabil.

Antes de que su padre tuviera un accidente, Nabil y su padre solían realizar plegarias juntos en la mezquita frente a su casa.

Ahora solo espera que su padre se recupere pronto y regrese a la normalidad para volver a acompañarle como solía hacerlo, también espera que las personas oren por la curación de su padre.

Nabil es el más joven de sus tres hermanos y se ha ganado el tercer lugar como muecín en la Mezquita Huda Jami’il, Kampung Melayu Ampang.

 

DEJA UNA RESPUESTA