Neoyorquinos protestan en Times Square en contra de la decisión de tomar la sagrada ciudad de Jerusalén como capital de Israel.