Niña musulmana atacada de camino al colegio por un hombre que le cortó el hijab con unas tijeras.

0
235

Niña musulmana atacada de camino al colegio por un hombre que le cortó el hijab con unas tijeras.

Una niña musulmana de 11 años le dijo a la policía que de camino al colegio fue atacada dos veces por por detrás por un hombre que le cortó el hijab con unas tijeras y que sonrió antes de escapar.

Khawlah Noman, que así es como se llama la niña, dijo que: “lo que hizo fue sonreír, sonrió y escapó.”

La niña, que es estudiante de sexto curso en el colegio público infantil Pauline Johnson, cuenta cómo gritó, lo que hizo que el hombre huyera.

Le contó a la policía que primero fue atacada sobre las 8:30 de la mañana cuando andaba con su hermano por la calle Birchmount Road. Sintió que alguien tiró por detrás de la capucha de su chaqueta y que cuando se giró el hombre escapó. Ella y su hermano decidieron cruzar la calle y caminar con un grupo más grande de personas. Contó a la policía que el hombre atacó de nuevo cuando en un semáforo se separaron del grupo.

La madre de la niña dijo que el hijab azul que llevaba tenía un corte de unas 12 pulgadas. La niña añadió que notó que las tijeras del atacante tenían unas asas de color azul.

Hablando con los reporteros empapada en lágrimas, la mujer dijo que en los 25 años que llevaba viviendo en Canadá siempre se había sentido segura.

Saima Samad, la madre de la niña, dijo: “estoy contenta porque mi hija está bien. La comunidad, el colegio, todos nos han apoyado mucho.”
“No sé por qué hizo eso. Me siento orgullosa de ser canadiense y me siento segura en esta comunidad. No es justo y debería recibir ayuda. Nosotros no somos así.”

El hermano de la niña dijo que vio al hombre quitarle la capucha de la chaqueta de su hermana.

Mohammad Zakariya, el hermano, dijo: “Vi a mi hermana asustada y yo lo estaba más aún porque no sabía si estaba herida o le iba a hacer daño.”

Los niños contaron lo sucedido al llegar al colegio. La policía llegó al lugar de los hechos sobre las 9:15 de la mañana.

La policía de Toronto dice que es pronto para determinar si los hechos responden a un crimen de odio pero que los policías están peinando el barrio para encontrar pruebas de las cámaras de vigilancia o de posibles testigos de los hechos.

La portavoz de la policía de Toronto, Jenniferjit Sidhu, dijo: “El tiempo no es el mejor por lo que nos va llevar tiempo localizar el vídeo.”

La portavoz calificó la actitud de la niña de “valiente e inteligente.”

Dijo: “La niña fue lo suficientemente valiente como para enfrentarse al hombre, hacer algo de ruido y seguir andando con un grupo de niños sabiendo que en estaría más segura.”

Un portavoz del Consejo Escolar del distrito dijo que el colegio al que pertenece la niña es multicultural.

Dijo: “Este colegio vive la integración.” “Algo que le ocurre a uno de nuestros niños, nos afecta al corazón.” “Una cosa es asaltar a un adulto que bajo ningún modo es aceptable, pero que le ocurra a un niño…, no puedo decirle lo horrorizados que estamos.”

El colegio ha traído trabajadores sociales para que los niños hablen con ellos si así lo quieren.

Al mismo tiempo la policía está buscando información sobre un sospechoso al que definen como varón asiático de pelo negro de unos 20 años con bigote. Complexión media y aproximadamente 1.80 de altura.

La última vez fue visto con gafas, sudadera negra y pantalones negros.

Los informes del incidente han llamado la atención de la Primera ministra de Ontario Kathleen Winne:

DEJA UNA RESPUESTA